¿Cómo parar un embargo de bienes?

¿Cómo parar un embargo de bienes?

En nuestro artículo de embargo de bienes, vimos cómo era este proceso (cuándo ocurría, qué bienes se pueden llevar y cómo es el proceso paso a paso), pero ¿existen formas o alternativas de frenar un embargo? Aquí te lo contamos.

Para un embargo pagando la deuda

Lo primero y lo más lógico es pagar la deuda. Esta es la opción más simple y rápida.

Si pagas la deuda después de que se notificó la demanda, entonces se aclarará la situación y no podrán quitarte tus cosas.

Parar un embargo repactando

Si repactas tu deuda con las empresas a las que les debes, la antigua deuda por la que te iban a realizar el embargo desaparecerá y nacerá una nueva deuda.

Esta nueva deuda no estará en proceso de cobranza judicial (no tendrá una demanda), y por lo tanto no te embargarán.

Aquí hay que tener cuidado, ya que si bien es una alternativa efectiva para evitar perder los bienes, las condiciones de pago que te ponen las empresas son en su mayoría usureras y casi imposibles de pagar para cualquier deudor.

También te puede interesar: Cobranza Judicial en Chile

También te puede interesar: Repactación de deudas

Parar un embargo con excepciones

Las excepciones son alegatos que presenta un abogado frente a la demanda que le hicieron al deudor.

Un ejemplo sería alegar que la demanda no está bien presentada (tiene errores de fecha, de escritura, etcétera) y por lo tanto no es válida.

Estos alegatos son trabas que se ponen para dilatar la tramitación del juicio y que por consiguiente éste no siga adelante.

Hay muchas posibilidades que las complicaciones que se ponen en la demanda, terminen como consecuencia en que la empresa que demanda no siga adelante con el juicio y por lo tanto se evite el embargo de bienes.

Es importante saber que estas excepciones hay que presentarlas en un plazo máximo de 4 días después de que se te notificó del embargo

Parar un embargo con tercerías

Las tercerías son un proceso legal en el que decimos que nuestras pertenencias no son nuestras, si no de una tercera persona.

¿Por qué hacemos esto? Porque si los bienes no son míos, entonces no los pueden embargar. Las tercerías son una de las formas más efectivas para detener un embargo de bienes.

En concreto, cuando van a tomar nota de los bienes que me van a quitar, yo presento una tercería y digo que esos bienes son por ejemplo de mi hermano y que yo solo arriendo una pieza en la casa. Al ser de mi hermano no me los podrían quitar y así estaríamos evitando un embargo.

También te puede interesar: Tercerías

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.