Huerfanos #1117, oficina 1020, Santiago, Chile contacto@adiosdeudas.cl Celular +56 9 5382 2698
Derechos del deudor – ¿Qué hacer frente al acoso telefónico?

Derechos del deudor – ¿Qué hacer frente al acoso telefónico?

¿Sabías que en Chile te puedes defender del acoso telefónico? Si te llaman constantemente por tus deudas y si estás cansado de las llamadas de cobranza, entonces este artículo es para ti.

La cobranza

Antes de entrar en los derechos del deudor, debemos saber qué acciones pueden realizar las empresas para cobrarte una deuda. Cuando tú compras algo y no pagas, la empresa tiene dos opciones:

  • Realizar una cobranza extrajudicial: todas las acciones que no sean una demanda y que tengan como objetivo que pagues (llamados telefónicos a tu casa o el trabajo, envío de cartas de cobranza e incluso ir a visitarte para cobrar la deuda)
  • Realizar una cobranza judicial: este es el segundo paso y ocurre sólo si no pagaste luego de un par de meses en que la empresa realizó una cobranza extrajudicial. De ser así (y dependiendo del monto de tu deuda) tu acreedor (la empresa a la que le debes) puede decidir demandarte para que le pagues. Si te demanda, entonces comenzará un proceso de embargo que terminará con el remate de tus bienes.

El segundo punto suena un poco drástico (el embargo), pero hay varias formas de evitarlo y que ya hemos explicado en el sitio (ley de quiebras, tercerías, etcétera).

Derechos del deudor y cobranza

Pero sobre el primer punto (la cobranza extrajudicial), ¿puedo hacer algo para defenderme? Lo vemos en lo siguientes puntos.

También te puede interesar: Evitar un embargo, ley de quiebra, tercerías

Los derechos del deudor

Antes de saber cómo defenderte y cuáles son los recursos legales que puedes usar a tu favor, debes saber cuáles son tus derechos. Sí, tú como persona deudora también tienes derechos y las empresas deben respetarlos. Revisemos cada uno a continuación.

Llamados telefónicos

El primer punto que tocaremos será el acoso telefónico. Por favor guarden e impriman esto: Los llamados telefónicos de cobranza solo se pueden realizar de lunes a sábado entre 8:00 y 20:00 horas.

Si te llaman en un horario que no corresponde al recién mencionado, están infringiendo uno de tus derechos básicos y puedes defenderte (explicaremos este punto más adelante).

Derechos del deudor y los llamados telefónicos

Ahora bien, muchos podrían decir que el horario de llamadas es excesivo y que este derecho no sirve mucho, pero es aquí donde entra el siguiente derecho de los deudores.

Sobre tu vida personal y laboral

Las empresas tienen prohibido realizar cualquier conducta de cobranza que afecte directamente tu vida personal o laboral.

¿Qué quiere decir lo anterior? Quiere decir que NO pueden acosarte telefónicamente ya que esto afectaría tu vida personal o laboral.

Derechos del deudor y la vida personal y laboral

Pero ¿qué significa acoso? ¿cuándo una llamada se transforma en acoso? La ley no establece una cantidad de llamados específicos, pero para nosotros, que defendemos a los deudores, más de una llamada a la semana se transforma en acoso y tienes derecho a reclamar (y a que te compensen).

Sobre la información a terceros

Este tercer derecho es muy importante y muchas veces vulnerado por la empresa. ¿Qué dice la ley? Dice que las empresas de cobranza tienen estrictamente prohibido informarle a terceros sobre tu deuda, ya sean familiares, amigos, compañeros de trabajo o tu jefe.

¿Qué quiere decir lo anterior? Que no podrían por ejemplo llamar a tu casa, y dejarle un recado a tu señora diciéndole que llaman de Hites por una deuda de 2 millones a tu nombre. Lo mismo ocurriría si llaman a tu oficina y dejan un recado con la secretaria, tu compañera o tu jefe.

Derechos del deudor y la información a terceros

¿De qué puede servirle a la empresa informarle a un tercero? Puede servir como una medida de presión para que pagues, pero que como ya dijimos está prohibida.

Sobre los escritos judiciales

Llegamos al cuarto derecho del deudor y quizás uno de los más importantes. Este es un tema más delicado y que las empresas utilizan mucho. ¿Qué hacen? Envían cartas falsas (que aparentan ser escritos judiciales) y que dicen que te van a embargar.

¿Qué dice la ley al respecto? Dice que las empresas NO pueden enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales y que tengan como objetivo asustarte para que pagues. No te dejes engañar cuando te llegue una supuesta acta de cobranza o una carta de embargo. Las empresas de cobranza NO embargan, tranquilos.

Derechos del deudor y escritos judiciales

¿Cómo reconocer entonces si es un escrito judicial o una carta de cobranza? Los escritos judiciales solo pueden ser entregados por los receptores judiciales, quienes lo deben hacer personalmente. Si te llega este tipo de carta porque la dejaron en tu domicilio, es falsa.

Además de lo anterior (de que son falsas), es una medida terrible y deberías tomar acciones al respecto.

El proceso de embargo es bastante más largo que recibir una carta (no llegarán de un día para otro y te quitarán las cosas) y como decíamos, está a cargo de un receptor judicial, no de la empresa que te está cobrando

¿Cómo defenderte?

Ya sabemos qué pueden hacer la empresas para cobrarte y cuáles son tus derechos como deudor, pero ¿qué puedes hacer para defenderte? Primero veamos si reconoces alguna de las siguientes situaciones:

  • La misma empresa te llama a diario (una o más veces al día), más de una vez a la semana o de forma muy recurrente para cobrarte la deuda.
  • La empresa de cobranza te llama solo una vez a la semana pero fuera del horario permitido (lunes a sábado entre 8:00 y 20:00 horas).
  • La empresa de cobranza fue a verte a tu casa, te llama constantemente por teléfono y está afectando tu vida personal o laboral.
  • La empresa de cobranza le avisó a alguien de tu trabajo o de tu familia que tienes una deuda.
  • La empresa te envió una carta que dice que te van a embargar.

Si te sientes identificado con alguna de las situaciones anteriores, entonces puedes tomar cartas en el asunto. ¿Qué hacer? Veamos todos los pasos a continuación.

Juntar las pruebas

Lo primero será juntar las pruebas según el hecho que la empresa esté cometiendo.

  • Si te enviaron un escrito que aparenta ser un escrito judicial (aparenta se una carta de embargo por ejemplo), entonces guárdala.
  • Si te acosan por teléfono, entonces graba los llamados telefónicos y si no es posible, entonces toma una foto del celular con los registros de las llamadas (en los registros se mostrará qué números y cuántas veces te llaman al día o la semana).
  • Si le avisaron a tus familiares o jefes de tu deuda, pídeles que sean tus testigos.

Con esto listo podríamos pasar al siguiente paso.

Juzgado de policía local

Ya con las pruebas, acércate junto a tu abogado a realizar una denuncia al Juzgado de Policía Local.

¿Qué hará el Juzgado de Policía Local? Tomará tus pruebas y hará una pequeña investigación.

La investigación arrojará por ejemplo que los teléfonos desde los que te llaman y acosan pertenecen a una empresa de cobranza que contrató tu acreedor (la empresa a la que le debes); arrojará por ejemplo que esa carta de “embargo” es ilegal porque no es un escrito judicial (no es una carta de embargo verdadera); o arrojará por ejemplo que infringieron los derechos del consumidor al informarle a tu jefe o familiares sobre tu deuda.

Derechos del deudor y las sanciones

Con la investigación lista, el juzgado iniciará una demanda de perjuicios por infracción a la ley de defensa del consumidor y como ya están las pruebas, le cobrarán una multa a la empresa y a ti te deberán dar una indemnización.

Sanciones para la empresa

Ya con la investigación realizada llegó la hora del castigo. ¿Qué le pasará a tu acreedor (la empresa la que le debes)? Se le sancionará con una multa que puede ir entre las 2 o las 3 UTM (hasta $144.000). Sobre los costos legales (los gastos que debiste incurrir en abogados), deberán ser pagados también por la empresa.

Derechos del deudor y la compensación económica

Sabemos que esta multa no es muy grande, pero ahora viene la parte interesante, la compensación para el deudor.

Compensación para el afectado

Junto con lo mencionado anteriormente (la multa para el acreedor) existirá también algo muy positivo para el afectado: una compensación económica. Sobre el monto, no es fijo y puede variar según cada caso, pero nuestra experiencia nos dice que puede ir entre los $300.000 y $500.000.

¿Cuánto demora este proceso?

Este proceso es largo, dura aproximadamente 6 meses, pero es un alivio, ya que no sólo te pagarán una compensación económica y multarán a la empresa, si no que también te dejarán de llamar. Es muy poco probable que la empresa te siga molestando.


¿Te ha servido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos - promedio: 5.00 de 5)

Loading...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *