Todo lo que debes saber

Categoría: Todo lo que debes saber

DICOM imagen destacada

DICOM – Todo lo que debes saber

Nadie quiere estar en DICOM: Trae problemas económicos, problemas con las casas comerciales, con los bancos y consecuencias que pueden complicar tu vida, pero no se preocupen que aquí te explicaremos en detalle todo el proceso para salir del boletín comercial y evitar ser castigado por tus deudas. ¡Comencemos!

¿Qué es DICOM?

DICOM es una empresa privada que se encarga de recopilar las deudas de las personas y empresas. En definitiva DICOM se encarga de recolectar la información financiera de las personas para luego venderla.

¿Por qué DICOM recolecta esta información?

Porque como dijimos es una empresa privada y tiene un negocio detrás. DICOM gana dinero con la información de las personas así:

  • Le cobra a las personas que quieren  obtener información de sus deudas. Si yo quiero saber si estoy en DICOM y por qué deudas estoy en DICOM, debo pagar.
  • Le vende a los bancos , empresas y casas comerciales la información de los deudores. De esta forma, los bancos, empresas y casas comerciales saben a quién pueden darle un préstamo y a quién no, a quién pueden prestarle tarjetas de crédito y a quién no, etcétera.
Antes de seguir es importante aclarar que DICOM hoy se llama Equifax, pero para efectos de este artículo, usaremos el primer nombre. 
DICOM o Equifax es solo un boletín comercial de los 4 que existen en Chile: SIISA, SINACOFI, TRANSUNION

¿Qué información recolecta DICOM?

DICOM guarda la información sobre los protestos de cheques, las letras y pagarés vencidos y las deudas generales de las personas y empresas. Cualquiera de estas 4 te puede llevar a un boletín comercial. Profundicemos un poco más.

Cheques y DICOM

Si mi cheque no tiene fondos o la cuenta está cerrada, entonces los bancos informan esto a la Cámara de Comercio de Santiago y luego la cámara de comercio le vende la información a DICOM, SIISA, SINACOFI o TRANSUNION. Estas empresas compran la información ya que como explicamos anteriormente, luego le pueden cobrar a la persona que tiene la deuda para que vea sus deudas o salga del boletín.

Pagarés, letras y DICOM

Si no pagué mi letra o se venció la fecha del pagaré, entonces la notaria le informa a la Cámara de Comercio de Santiago y luego esta cámara de comercio le vende la información a DICOM, SIISA, SINACOFI, TRANSUNION.

Deudas generales y DICOM

Aquí son las empresas las que le informan a DICOM sobre las deudas para que DICOM las suba, y así se pueda presionar al deudor de pagar. No es una obligación de las empresas entregar la información, pero les conviene ya que sirve como medida de presión para que se pague lo adeudado (nadie quiere estar en DICOM ¿o sí?).

Imaginemos que tengo una deuda con una tienda comercial por un computador que compré y no he podido pagar. En este caso la empresa con la que tengo la deuda le enviará mis deudas a DICOM para que la guarden en su base de datos.

¿Qué problemas me puede traer estar en DICOM?

Esta es una excelente pregunta. Estar en DICOM me corta de manera inmediata el acceso al crédito (ningún banco o casa comercial me prestará dinero), tampoco podré sacar tarjetas y por último no podré abrir una cuenta corriente.

Problemas por estar en DICOM

Como punto aparte podemos mencionar que para algunos trabajos, es necesario tener los papeles limpios. No podré obtener el cargo ni postular si estoy en un boletín comercial.

¿Qué deudas y montos me llevan a DICOM?

Esta es una duda muy común: ¿Con cualquier deuda entro a DICOM? Lamentablemente sí, cualquier deuda, por muy chica que sea, me puede llevar a un boletín comercial. Las únicas deudas que se salvan son:

  • Las deudas entre personas naturales. Si le presto por ejemplo dinero a mi hermano o a un amigo, y no me paga, no entrará a DICOM.
  • Las deudas de servicios básicos. No entraré al boletín comercial si debo el agua, la luz, el gas o el teléfono
  • El Tag.

Todo el resto de las deudas, por muy chicas que sean, te puede llevar al boletín comercial.

¿Después de cuánto tiempo entro a DICOM?

Uno no entra a un boletín comercial de forma automática. Como dijimos son las empresas las que entregan la información y generalmente lo hacen 60 días después de que se venció el plazo de pago. Si tengo una deuda, no entraré a DICOM al día siguiente, pasarán aproximadamente 2 meses.

Si me protestaron un cheque o debo una letra o pagaré, el proceso es más rápido. Los bancos y notarias informan semanalmente, así que es probable que en una o dos semanas estés en un boletín comercial.

¿Cómo puedo salir de DICOM?

Hay 3 formas de salir de un boletín comercial. Veamos cada una a continuación.

Salir de DICOM pagando la deuda

Pagando la deuda es la forma más simple, pero tampoco es llegar y salir. Primero debo pagar mi deuda, luego debo aclararla, es decir sacar un certificado que indique que no tengo deudas, y luego presentarlo en el boletín comercial para que me saquen de sus registros.

Salir de DICOM Renegociando la deuda

Imaginemos tengo que pagar por un computador 15 cuotas mensuales de $1000 (es un precio ficticio). Bien, es mucho dinero para mi, así que decido negociar con la empresa y llego al acuerdo de pagar en 30 cuotas de $500. Bien, esta negociación hace que la deuda anterior se elimine inmediatamente y nace una nueva deuda, que vendría a ser la negociación.

Salir de DICOM renegociando la deuda

En esta nueva deuda estoy al día por lo que no podría entrar a DICOM, y la deuda anterior se extinguió por lo que podría salir de DICOM. Eso sí, al igual que en el proceso anterior, acudir a las oficinas de Equifax con un certificado para que me saquen de sus registros (el proceso es gratuito).

Salir de DICOM por prescripción

Como muchas otras cosas, las deudas vencen y por lo tanto dejan de existir. Si un tribunal declara que no se puede demandar al deudor porque ya pasó el tiempo que la Ley permitía para hacerlo, entonces el deudor quedará libre. El tiempo depende de cada documento, pero aquí veremos cuándo vence cada deuda:

  • Cheque protestado: vence después de 1 año contado desde que fue el protesto.
  • Letra: vence después de  1 año contado del vencimiento de la letra.
  • Pagaré: vence después de 1 año contado desde la primera cuota impaga.
  • Deudas en general: vencen después 5 años desde surgieron.

¿Cómo es el proceso para salir de DICOM?

Si ya pagaste, renegociaste o tu deuda prescribió (cualquiera de las opciones antes mencionadas), la empresa que puso tu información en DICOM tendrá un plazo de 7 días para sacarte del boletín comercial.

Proceso para salir de DICOM

Ahora bien, muchas veces las empresas no realizan el trámite ¿qué hacer en ese caso? En este caso lo primero sería acercarse a cualquier sucursal de Chile Atiende y pedir un certificado de deudas. Este certificado de deudas es gratuito y demostrará que la persona ya no tiene deudas. Con este comprobante me puedo acercar a las oficinas de Equifax y por un monto no superior a 7 mil pesos, comprobar que no tengo deudas y por lo tanto pedir que me borren de sus registros.

Salir de DICOM después de 5 años

La última alternativa es esperar 5 años. Después de este tiempo (5 años) y sin importar cual sea la deuda, saldrás de DICOM. ¿Por qué ocurre esto? Porque la ley busca la paz social y la vida bajo una convivencia en armonía. No podemos tener a eternamente a las personas en DICOM, y este plazo se establece en 5 años.

Salir de DICOM después de 5 años

En definitiva y para que no queden dudas, después de 5 años toda persona saldrá de DICOM, sin importar la deuda que tenga. 

¿Cómo puedo ver mi DICOM?

La Ley chilena establece que  toda persona mayor de 18 años tiene el derecho de revisar su DICOM gratis cada 4 meses. Considerando esto, Equifax habilitó en su portal un formulario online y gratuito para revisar tu informe comercial.

El proceso es un poco complejo, pero nosotros desarrollamos un artículo paso a paso, con fotos de todo lo que hay que hacer para revisar tu boletín comercial. A continuación el link:

 

Embargo imagen destacada

Embargo de bienes – Todo lo que debes saber

¿Recibieron una carta de embargo? ¿Tienen miedo de perder sus bienes? ¡No se preocupen! En Adiós Deudas les explicaremos todo lo que deben saber sobre este proceso en Chile para que puedan defender sus pertenencias. Sabemos que la palabra embargo genera mucho temor, pero no es tan grave como parece. Después de leer este completo artículo entenderán todo el proceso y se darán cuenta que recibir una notificación de este tipo no es el fin del mundo.

¿Qué es un embargo?

Si les pregunto a ustedes sobre el embargo ¿Qué creen que es? Muchos quizás dirán que es el retiro de mis bienes, pero no es así. El embargo es simplemente el acto en el cual un receptor judicial va a tu casa o el lugar donde vives y toma nota de tus bienes, de las cosas materiales que tienes ahí.

Sí, así como se lee, va a tu casa y en una libreta escribe qué bienes tiene el deudor. Una vez que toma nota de tus cosas, es decir que realiza un embargo, se va. ¿Ven que no es tan terrible como parece?

Bien, sobre este punto debemos saber que cuando el receptor judicial realiza un embargo y toma nota de tus cosas, los bienes quedan fuera del comercio humano. ¿Qué significa que quedan fuera del comercio humano? Que estas especies quedan en poder del deudor (del dueño), pero no puede venderlas.

En definitiva, el embargo no es más que la situación en la que un receptor judicial toma nota de tus cosas. No se las llevará ni tampoco te las quitarán, por lo menos no en este punto.

Sobre el receptor judicial

Antes de seguir avanzando veamos un concepto recién mencionado. ¿Se acuerdan que nombramos a un receptor judicial como la persona que realiza el embargo y toma nota de tus cosas? Bien, ¿quién es este receptor judicial? Es un funcionario que designa la Corte Suprema, generalmente un abogado, y que actúa como ministro de fe.

El embargo y el receptor judicial

Este último punto es muy importante y en el que tenemos que prestar especial atención. Al actuar como ministro de fe, significa que todo lo que diga es verdad. Imaginemos que realiza un embargo y dice que tú tiene un televisor de 45 pulgadas. Luego tú vendes ese televisor y niegas en la corte haberlo tenido. En ese caso, la palabra del receptor judicial vale más que la tuya y se asumirá su verdad como cierta.

Lo que dice el receptor judicial es una verdad absoluta y tiene pleno valor ante los tribunales de justicia

¿Cómo sabe el receptor que las cosas son mías?

No lo sabe, lo asume. Por vivir en esa casa, el receptor judicial asume que las cosas que están ahí son tuyas y que por lo tanto se pueden embargar y luego rematar. Puede sonar como un punto negativo, pero gracias a esto es que después el deudor puede presentar una tercería y salvar sus bienes (lo explicaremos más adelante).

También te puede interesar: Embargo por deudas ajenas

¿Por qué se produce un embargo?

Los embargos se producen porque una persona tiene una deuda y no la pagó. Como vimos en nuestro artículo de Cobranza Judicial, cuando tengo una deuda y no pago, la empresa puede demandarme, y al hacerlo realiza un embargo para recuperar su dinero a través de mis bienes.

¿Por qué se produce un embargo?

Pero no se preocupen que un embargo ¡sí se puede detener! Los invitamos a seguir leyendo para ver de qué formas podemos trabar o detener este proceso.

También te puede interesar: Cobranza Extrajudicial y Judicial

¿Cuándo empieza u ocurre el embargo?

El embargo empieza 30 días después (aproximados) de que a un deudor se le notifica la demanda ejecutiva. Una vez que la empresa adeudada demanda al deudor, pasarán aproximadamente 30 días antes de que ocurra el embargo. Si lo vemos en etapas, el embargo caería dentro de la cobranza judicial.

El esquema sería algo así:

  • Compro un producto, no pago y por lo tanto nace una deuda morosa
  • La empresa para lograr que le paguen comienza un proceso de cobranza extra judicial (21 días después de que pasó el plazo de pago)
  • Al ver que el deudor sigue sin pagar comienza una cobranza judicial (90 días después de que se venció el plazo de pago)
  • Al llegar a la cobranza judicial (demanda), se le notifica al deudor que está demandado y se “requiere de pago” (se solicita que pague lo adeudado)
  • El deudor tiene 24 horas para pagar TODO lo adeudado. Si no paga se procede al embargo
  • Entre que se dicte la orden de embargo y lleguen a tu casa a anotar los bienes pasará 1 mes aproximadamente

¿Qué ocurre si no fui notificado de la demanda?

Atención a este punto. Para que ocurra el embargo, tiene que existir sí o sí una demanda y la persona debe haber sido notificada de esta demanda. Si no fuiste notificado, entonces NO podrán embargarte. Lo explicamos.

Lo primero que hará el receptor judicial antes del embargo, será ir a tu casa a notificarte de la demanda. Si no te encuentra nunca en la casa, ya sea porque no vives ahí o porque te estás escondiendo, iniciará un proceso que se llama ‘Estampar Búsqueda’. ¿Qué significa esto? El receptor irá durante dos días hábiles a la casa del deudor, y si éste no está, verificará con los vecinos que el realmente vive ahí y esa es su morada.

Embargo y la notificación de la demanda

Sí verifica realmente que vives ahí será una “búsqueda positiva”, y te dejará copia de la demanda. Así se dará por efectivo que tú sabes que estás demandado y se podrá proceder con el embargo.

Ahora bien si la búsqueda es negativa, entonces se cancela la demanda, no sigue adelante el juicio y por lo tanto no podrán embargarte.

Para que la búsqueda sea negativa, los vecinos, conserjes u otras personas dentro de la investigación del receptor judicial le deberán negar que el deudor vive ahí.

¿Me puedo oponer a un embargo?

Esta pregunta es clave y la respuesta es SÍ, me puedo oponer a un embargo. Si ya fuiste notificado de la demanda y fue el receptor judicial a realizar el embargo, sí te puedes oponer a que entre a tu casa y tome nota de tus bienes. Esta es una práctica común y lo que deberían hacer todos los deudores.

Para oponerte a un embargo no se debe realizar ningún trámite judicial, simplemente hay que negarse a que el receptor judicial entre a tu casa a tomar nota de tus cosas. No te preocupes que el receptor no peleará, ni discutirá. Acatará lo que tu dices y se irá del lugar. Tan simple como eso.

¿Me puedo oponer a un embargo?

¿Por qué el deudor se debería oponer a un embargo? Porque está facultado por la Ley (puede hacerlo) y porque le dará tiempo para defenderse frente a lo que viene.

¿Qué pasa si me opongo al embargo?

Como ya dijimos este es un procedimiento normal. La mayoría de los deudores se opone al embargo y nuestra recomendación es que siempre lo hagan, pero ¿qué pasa luego de la oposición al embargo? El receptor judicial deberá volver a la casa del deudor, pero esta vez junto a la fuerza pública, es decir con la policía.

¿Qué ocurre si me opongo a un embargo?

Si en este segundo intento de embargo el deudor se opone nuevamente, la policía junto con el receptor judicial entrarán por la fuerza para lograr tomar nota de los bienes.

Entre primer intento de embargo y el segundo (con fuerza pública), puede pasar por lo menos 1 mes. Hay tiempo para defenderse

¿Qué pasa si no hay nadie en la casa cuando va el receptor judicial?

Esta es una excelente pregunta. Si el receptor judicial va a la casa del deudor y no lo encuentra, pedirá al igual que en punto anterior, la ayuda de fuerza pública y entrará a tu casa por la fuerza. Él receptor judicial ya se aseguró que el deudor vive ahí al “estampar búsqueda”, por lo tanto tiene la facultad de entrar a tu casa y tomar nota de tus bienes.

¿Qué bienes son embargables?

Este punto es clave. ¿Qué se llevan en un embargo? ¿Todos los bienes son embargables? ¡No! La Ley es clara en este sentido y solo son embargables: bienes raíces; vehículos; el living; equipos de música; computador; lavadora; refrigerador; y microondas.

Como ven los bienes embargables tienen una característica común: la gente puede prescindir de estos artículos. Una persona puede vivir sin su auto, sin los artículos del living, sin su refrigerador, televisor, la lavadora e incluso el microondas.

Bienes embargables

En esta categoría entraría también por ejemplo un celular o un reloj. Ambos productos no son imprescindibles para vivir, pero no te los quitarán ya que los bienes que embargan están relacionados con tu casa u hogar.

Sobre los bienes embargables, entran también el sueldo y la cuenta corriente. Tenemos 2 artículos en los que explicamos en detalle cada punto.

También podría interesar: Bienes embargables e inembargables en Chile
También podría interesar: Embargo de sueldo
También podría interesar: Embargo de cuenta corriente

¿Qué bienes no son embargables?

Si los bienes embargables son prescindibles para el deudor, los bienes inembargables son los imprescindibles para la persona. Considerando esto, los bienes no embargables serían:  comedor; cocina y sus artículos; dormitorios (cama, velador, ropa de cama); y ropa particular.

¿Me pueden embargar mi sueldo?

Sí, se puede, pero solo sobre las 56 UF. Hoy 56 UF representan aproximadamente $1.456.000, por lo tanto todo lo que exceda a este monto en tu sueldo, puede ser embargado.

Si yo ganara $1.800.000, entonces me podrían embargar $344.00.

También te puede interesar: Embargo de sueldo en Chile

¿Cuántas cosas me pueden quitar (monto del embargo)?

Este punto es muy importante. El embargo debe ser (POR LEY) proporcional al monto de la deuda. ¿Qué quiere decir lo anterior? Que si yo por ejemplo debo $500.000 a una casa comercial, NO pueden embargarme bienes por un monto más alto. No podrían en ese caso embargarme una propiedad o un auto que tenga un valor mayor al que debo.

¿Cuántos bienes me pueden embargar?

Lo repetiremos porque estamos cansados de las amenazas (te vamos a quitar la casa, te vamos a quitar todo, etcétera). No tengan miedo. Si deben $200.000 no podrán embargarlos por un monto más alto que ese. No les quitarán la casa ni tampoco el vehículo.

Ahora bien, sobre este mismo punto si deben por ejemplo $15.000.000, entonces sí podrían embargarles sus propiedades y vehículos para cubrir el monto.

¿Puedo evitar un embargo?

Sí, existen distintas alternativas reales y definitivas para evitar un embargo. Puedes por ejemplo poner excepciones o traspasar los bienes del deudor a una tercera persona (tercería). Veamos todos los puntos en detalles a continuación.

Evitar un embargo pagando la deuda

Esta es la opción más simple. Si pagas la deuda después de que se notificó la demanda, entonces se aclarará la situación y no podrán quitarte tus cosas.

Evitar un embargo repactando

Si renegociar tu deuda con las empresas a las que les debes, la antigua deuda por la que te iban a realizar el embargo desaparecerá y nacerá una nueva deuda. Esta nueva deuda no estará en proceso de cobranza judicial, y por lo tanto no te embargarán.

Evitar un embargo repactando

Aquí hay que tener cuidado, ya que si bien es una alternativa efectiva para evitar perder los bienes, las condiciones de pago que te ponen las empresas son en su mayoría usureras y casi imposibles de pagar para cualquier deudor.

Evitar un embargo con las Excepciones

Son alegatos que presenta un abogado frente a la demanda que le hicieron al deudor. Un ejemplo sería alegar que la demanda no está bien presentada y por lo tanto no es válida. En definitiva, estos alegatos son trabas que se ponen para dilatar la tramitación del juicio y que por consiguiente éste no siga adelante. Hay muchas posibilidades que las complicaciones que se ponen en la demanda, terminen como consecuencia en que la empresa que demanda no siga adelante con el juicio.

Las excepciones hay que presentarlas en un plazo máximo de 4 días después de que se te notificó del embargo

Evitar un embargo con Tercería

Las tercerías son un proceso legal en el que decimos que nuestras pertenencias no son nuestras, si no de una tercera persona. ¿Por qué hacemos esto? Porque si los bienes no son míos, entonces no los pueden embargar. Las tercerías son una de las formas más efectivas para detener un embargo de bienes.

También te puede interesar: Tercerías – Todo lo que debes saber

¿Qué viene después del embargo?

Después del embargo vienen dos procesos que pueden ser un poco más drásticos para el deudor: Designación de un martillero público y remate de bienes.

Designación de un martillero público

Una vez que el receptor judicial toma nota de tus bienes, ya sea en el primer o segundo intento de embargo, y lo entrega a la corte, se designa a un martillero público para que remate tus bienes.

¿Quién es este martillero público? Es una persona natural que se inscribió para cumplir dicho rol y quien se quedará con un porcentaje del total de lo rematado.

Embargo y martillero público

Sobre este punto no hay mucho más que decir. Lo importante es que entiendan que una vez elegido al martillero, se designará una fecha para el remate, que será aproximadamente 15 después. Se establece 15 días promedio porque hay que hacer una publicación en la prensa para hacer oficial el proceso y para que acuda gente al remate.

Remate de bienes

Este es el punto que queremos evitar. Llegado aquí no hay vuelta atrás. En el remate se venderán todos tus bienes, sí TODOS. Debido a que es al mejor postor, no quedará nada. Pero no se desesperen, siempre hay soluciones y las vemos a continuación.

¿Puedo evitar el remate de mis bienes?

Sí, evitar un remate. Puedes hacerlo durante el proceso de embargo con las alternativas que vimos más arriba en esta misma página, pero si no lo hiciste, aún hay soluciones en este punto. Entre la designación del martillero público y el remate, puedes presentar una tercería de posesión o dominio, en el que un tercero reclamará que las especies embargadas le pertenecen. Veamos un esquema de las soluciones:

  • Embargo: Irá un receptor judicial a tomar notas de tus bienes
  • Solución embargo: presentar excepciones o tercería
  • Designación de martillero público: Se escoge a la persona que rematará las cosas
  • Solución remate: presentar tercería (solo si no lo hiciste antes)
  • Remate de bienes: Si llegaste hasta este punto no hay vuelta atrás.

¿Qué ocurre si mis bienes no cubren mi deuda?

Actualizamos el artículo con una pregunta muy recurrente y que nos han pedido responder en varias ocasiones: ¿Podrían embargarme más de una vez? Imaginemos que debo $2 millones y el embargo y remate de mis bienes cubrió sólo $500.000 ¿podrían volver a quitarme nuevamente mis cosas?

Embargo y deuda total

Lamentablemente la Ley dice que sí podrían. Pueden esperar que tengas nuevos bienes para quitártelos, pero atentos que este caso casi nunca se da. Nosotros como abogados expertos en la materia nunca hemos visto que una empresa lo haga, y si lo hacen (si ocurre un 8), hay más posibilidades y tiempo para defenderse utilizando una de las alternativas aquí planteadas.

En definitiva sí podrían embargarte 2 veces, pero es muy poco probable que ocurra.

Tercería imagen destacada

Tercerías – Todo lo que debes saber

¿Recibiste una demanda judicial? ¿Tienes deudas? ¿Te amenazaron con un embargo? ¡Llegaste al lugar adecuado! Aquí te enseñaremos todo lo que debes saber sobre las tercerías, una solución más que efectiva para todos tus problemas. Veamos paso a paso de qué se trata.

¿Qué es una tercería?

Es un proceso judicial (una demanda) que tiene como objetivo evitar que a una persona le quiten y rematen los bienes. ¡Es el proceso más efectivo para evitar el remate de las especies!

¿Cómo funcionan las tercerías?

Es simple. Una persona ajena al juicio entre el adeudado y el deudor, realiza una nueva demanda argumentando que los bienes que se quieren rematar le pertenecen a él y no a la persona que tiene la deuda.

Veamos un ejemplo para entenderlo mejor. Imaginemos que Juan Andrés tiene una deuda con una empresa comercial por la compra de un computador. Pasaron ya 90 días desde que se venció el plazo de la deuda, y la empresa decide demandar a Juan Andrés (cobranza judicial) para recuperar su dinero. Bien, con la demanda comienza el proceso de embargo en el que un receptor judicial anota todos los bienes rematables que se encuentran en la casa de Juan.

También te podría interesar: Cobranza Judicial y Extrajudicial

¿Hasta aquí todo bien cierto? Bien, ahora entra la tercería. Antes del retiro de las especies, el primo de Juan presenta una nueva demanda en la que indica que los bienes que anotó el receptor judicial no le pertenecen a Juan si no que le pertencen a él y por lo tanto no se pueden rematar. ¡Esto es una tercería!

Entiendo, pero ¿por qué el receptor judicial se equivocaría en tomar nota de las especies (embargo)?

No es que se equivoque, él solo cumple la función de tomar nota de los bienes que tiene el deudor de acuerdo al domicilio en el que se le informó que vive.

¿Qué es una tercería?

Ahora bien, que viva ahí, no significa que las cosas que hay en la casa le pertenezcan, y es ahí donde entran las tercerías.

En nuestro artículo de Embargos mencionamos que el receptor judicial asume que los bienes que están en la casa pertenecen al deudor.

¿Cuándo se puede realizar una tercería?

Las tercerías entran en el proceso de cobranza judicial y hay que realizarlas después de que se realiza el embargo y antes de que se retiren las especies para el remate. En definitiva, las tercerías se realizan después que el receptor judicial anota los bienes que tiene el deudor. Veamos un esquema:

  • Tengo una deuda
  • Vence la deuda
  • La empresa me demanda
  • Va un receptor judicial a tomar nota de mis bienes (embargo)
  • Realizo una tercería para defender los bienes que anotó el receptor judicial

¿A qué bienes se aplica la tercería?

Existen dos tipos de tercerías de acuerdo a los bienes de la persona demandada.

  • Tercería de dominio
  • Tercería de posesión

Ambas se diferencian solo en cómo la persona acredita que los bienes no son suyos. Veamos cada una en detalle.

Tercería de dominio

En este tipo de tercería, la tercera persona que está realizando este proceso, acredita a través de documentos legales que el bien o propiedad está a nombre de él.

Imaginemos que el receptor judicial realiza el embargo (toma nota), del auto que se encontraba en el domicilio del deudor. Bien, si el auto no le pertenece al deudor y por lo tanto no queremos que sea rematado, presentamos el certificado de registro de vehículos motorizados que indica quién es el verdadero dueño del auto, y así no podrán retirarlo ni rematarlo. Lo mismo pasa con cualquier propiedad.

Tercería de dominio

Este tipo de tercerías son las más simples, ya que el documento legal es un aval certificado del verdadero dueño de los bienes.

En este tipo de tercerías también corren las facturas y boletas que acrediten las compra de la especie. Si yo tengo en mi poder el recibo que acredita que yo compré el producto, no hay nada más que hacer. No puede ser retirado ni rematado.

Tercería de posesión

En este tipo de tercería, la Ley presume que quien se encuentra en posesión de una cosa (televisor, computador, microondas, etcétera), es dueño de esa cosa. Es por esto que el receptor asume cuando va al domicilio, que las cosas que ahí están, pertenecen al deudor.

Tercería de posesión

Ahora viene lo más interesante. ¿Recuerdan que dijimos que la Ley presume que quien se encuentra en posesión de una cosa es dueño de esa cosa? Bien, basta que dos testigos acrediten al tercero ajeno al juicio (quien presenta la tercería) que es dueño de los bienes, para que se confirme que así es.

Veamos un ejemplo para que se entienda mejor. El receptor judicial fue a la casa del deudor, realizó un embargo (anotó sus bienes) y está a la espera del retiro y remate. Entre este proceso, aparece un tercero quien asegura ser dueño de estas cosas y presenta una tercería de posesión. Para comprobarlo acude con 2 testigos que acrediten lo que está diciendo, para que la Ley así lo entienda y termine con el proceso de remate.

¿Cuánto cuesta una tercería?

No existe un precio exacto para las tercerías, todo depende de la empresa que las realice, pero en general deberían girar en torno a los $350.000 y $450.000. El precio se divide así:

  • Honorario del abogado: esta es la parte más cara. El abogado es quien tiene el conocimiento legal para realizar dicho proceso y se llevará por lo menos un 60% del precio total de la demanda.
  • Gastos legales: Esta es la segunda parte que completa el precio de las tercerías. Para realizar este proceso legal es necesario pagar los gastos del receptos judicial a quien se le informará que se está realizando este proceso. Aquí se va el 40% restante.

¿Cuánto tiempo demora una tercería?

Es un proceso relativamente corto que no debería durar más de 4 meses.

¿Vale la pena pagar por una tercería?

Desde nuestra perspectiva sí, vale la pena. Una tercería es uno de los métodos más efectivos para evitar el embargo y remate de tus bienes, pero a pesar de los recién mencionado no es el único método y hay que analizar antes cuánto debe el deudor y qué bienes tiene en su poder.

Me van a embargar y quiero realizar una tercería ¿qué hago?

Cuenta con nosotros. Ganamos el 100% de las tercerías y te ayudaremos a que no te rematen los bienes. Puedes contactarte con nosotros y agendar una cita.

Ley de quiebras imagen destacada

Ley de Quiebras para Personas Naturales – Todo lo que debes saber

Hoy cualquier persona natural puede declararse en quiebra y buscar una forma para pagar sus deudas. Pero ¿cómo funciona esta Ley? ¿Es tan maravillosa como todos dicen? Aquí te explicamos en detalle todo lo que tienes que saber sobre la nueva legislación de Insolvencia y Reemprendimiento.

¿Qué es la Ley de insolvencia y reemprendimiento?

Es una nueva Ley que entró en vigencia el 2014 y que vino a reemplazar a la antigua Ley de Quiebra. La nueva Ley (Ley 20.720 ) tiene como objetivo lograr que las personas jurídicas (empresas) y personas naturales (personas como tú y yo), puedan declararse en quiebra y así salir de sus deudas definitivamente.

¿Por que se le dice Nueva Ley?

Porque hasta el 2014 en Chile ya existía una Ley de Quiebra, pero estaba centrada en las empresas y no en las personas. Con los cambios y la nueva legislación, cualquier persona natural (estudiante universitario, adulto mayor, dueñas de casa, trabajadores dependientes e independientes, etcétera), puede declararse en quiebra y solucionar sus problemas de deudas bajo la protección y el amparo de la Ley.

¿Por qué se llama Ley de Insolvencia y Reemprendimiento?

Para entender este cambio de nombre desglosaremos palabra por palabra.

  • La palabra insolvencia hace referencia a la falta de dinero y la incapacidad que tiene una persona de pagar una deuda.
  • La palabra reemprendimiento hace referencia a volver a empezar un proyecto, ya sea de negocios o de vida.

Si unimos estas palabras nos encontramos con la Ley que busca ayudar a las personas que no pueden pagar una deuda pero quieren volver a empezar.

Se eliminó la palabra “Quiebra” ya que ésta hacía referencia a un fracaso económico y la idea de esta Ley es dar un tinte positivo que refleje una nueva oportunidad.

Beneficios de la Ley 20.720

Entre los principales beneficios nos encontramos con:

  • Con la nueva Ley 20.720, las personas quedarán completamente limpias en el sentido financiero. Se extinguirán definitivamente todas sus deudas, hayan sido o no pagadas.
  • Con la nueva Ley se le dará al deudor múltiples beneficios para pagar. Estos beneficios van desde nuevos plazos hasta la condonación de intereses.
  • Con la nueva Ley se acortarán los plazos del procedimiento. Lo que antes duraba 2 años, hoy durará entre 4 a 8 meses dependiendo del caso.
  • Con la nueva Ley las personas podrán salir de DICOM y de cualquier otro boletín comercial en el que se encuentren.
  • Con la nueva Ley el deudor cuenta con protección financiera. ¿Qué quiere decir esto? Que desde que comienza hasta que termina el proceso de quiebra, las empresas a las que les debes no pueden subirte los intereses, cambiar los acuerdo de negociación ni tampoco embargarte.

Como ven los cambios son positivos y están centrados en ayudar a las personas.

¿Cómo funciona la nueva Ley de Quiebras?

La Ley 20.720 le permite a las personas naturales declararse en quiebra y someterse a 2 procedimientos para salir de las deudas:

  • Procedimiento de renegociación: este proceso te permitirá negociar con las empresas a quienes les debes bajo condiciones muy favorables. Con este procedimiento podrás lograr nuevos plazos de pago, rebajar las tasas e incluso que se te condonen los intereses.
  • Procedimiento de liquidación: este proceso te permitirá poner tus bienes a disposición para que se rematen, y con lo recaudado pagar lo que debes. Aquí no importa si los bienes rematados son de menor precio que el total de tus deudas.

¿Qué opción es mejor?

No hay una opción mejor o peor, todo depende del caso. La renegociación está pensada para las personas que pueden pagar su deuda pero bajo mejor condiciones, y la liquidación está pensada para las personas a quienes les será imposible pagar lo que deben.

Imaginemos que tienes muchos bienes y de alto valor (1 departamento y 2 vehículos). Si este es el caso, no te convendría liquidar, ya que perderías lo que tienes para pagar. Aquí tu mejor opción sería buscar mejores opciones de pago, un mayor tiempo y menores intereses (renegociación).

Ahora bien, si estás en el caso contrario, tienes pocos bienes pero tu deuda es muy alta, aquí sí sería una buena alternativa liquidar lo que tienes para que tu deuda quedé pagada y tú puedas volver a comenzar.

Ejemplo de renegociación de deudas

Para que entiendan mejor este proceso les queremos poner un ejemplo. Imaginemos que yo, Juan Andrés, debo $100 a una casa comercial. Actualmente y con los intereses, estoy pagando un total de $120 en 12 cuotas de $10. Si mi situación actual de sueldo y trabajo no me permiten seguir pagando, puedo declararme en quiebra y buscar nuevas opciones de pago (renegociar).

Beneficios de la ley de quiebra

Resultado de lo anterior y dado los beneficios que tiene la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento para personas naturales, podría llegar a un acuerdo en el que se eliminan los intereses (vuelvo a pagar $100 en vez de los $120), y en un plazo mayor que podría ser en 24 cuotas de $4 cada una.

Según estadísticas oficiales, con esta Ley, el 92% de los deudores logra un acuerdo con sus acreedores

Ejemplo de liquidación de bienes

Veamos otro ejemplo, pero ahora para entender la liquidación. Para este caso, yo, Juan Andrés, tengo 3 deudas con una casa comercial y el total de la deuda asciende a $100. Yo no puedo pagar esto y decido someterme a la Nueva Ley de Quiebra para Personas Naturales. Para esto pongo mis bienes a disposición (un televisor y una moto) que ascienden a $40. Se rematan estos bienes, el dinero se lo queda la empresa y mis deudas quedan saldadas. Como ven el total de mis bienes es menor que la deuda total, pero ésta queda pagada,  Parto de cero, sin antecedentes en DICOM y completamente limpio.

Requisitos de la Ley 20.720

¿Todos pueden declarase en quiebra? Sí, toda persona natural puede hacerlo, pero debe cumplir con algunos requisitos. Muchas páginas en internet y profesionales confunden juntando los requisitos para la renegociación y la liquidación como si fueran los mismo, ¡pero no es así!. Cada procedimiento es distinto y aquí te explicaremos qué necesitas en cada uno.

Requisitos Liquidación

Para someterte al proceso de liquidación necesitas:

  • Abogado: este punto es muy importante. Para liquidar tus bienes voluntariamente necesitas sí o sí un abogado, ya que es un proceso legal, que se realiza en tribunales y aquí debes estar representado por un profesional de la Ley.
  • Cantidad de deudas: se debe por lo menos tener una deuda morosa. Sólo con una basta

Requisitos renegociación

Para someterte al proceso de renegociación necesitas:

  • Cantidad de deudas: el deudor debe tener como mínimo 2 deudas. Las deudas pueden ser de cualquier tipo. Deuda universitarias, deuda por tag, deuda por tarjeta de crédito, deuda con casa comercial, deudas bancarías, deudas por gastos comunes, etcétera.
  • Valor de las deudas: las deudas deben sumar un mínimo de 80 UF. Hoy la Unidad de Fomento está a aproximadamente $26.000, por lo tanto las deudas deberán sumar un mínimo $2.000.000.
  • Tiempo de la deuda: las deudas deben tener un mínimo de 90 días. ¿Qué quiere decir lo anterior? Que deben llevar vencidas, que no se han pagado, en un periodo mínimo de 3 meses.
  • Estado del deudor: este último es muy importante. Para poder someterse a un procedimiento de renegociación, el deudor NO puede haber sido notificado de una demanda o  demandado por deudas, ni tampoco puede encontrarse en un proceso de embargo. Si tu proceso de cobranza se encuentra en estado judicial (te van a embargar), entonces no podrás renegociar.
  • Total de acreedores: el deudor debe tener deudas con un mínimo de 2 empresas. ¿Por qué ocurre esto? porque el acuerdo que tu presentes para renegociar debe someterse a votación, y para votar se necesitan por lo menos 2 personas.
  • Trabajo independiente: por último y no por eso menos importante, la persona no puede haber emitido boleta de honorarios en los últimos 24 meses.
Si cumples con estos 6 requisitos eres admisible para someterte al proceso. 
El requisito de las boletas de honorarios es sólo para la renegociación, NO para la liquidación voluntaria

Declararse en quiebra

Ya entendimos todo el proceso, pero ¿cómo hago ahora para acogerme a la Ley 20.720? Lo primero es ver si cumples con los requisitos antes mencionados. Si los cumples deberás entonces dirigirte a la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento y realizar un solicitud para renegociar tus deudas o liquidar tus bienes. Sea cual sea la opción que elijas ellos te guiarán en el proceso

Si hacemos un resumen, en primer lugar te pedirán llenar una serie de documentos (lista de deudas, lista de bienes, listas de ingresos, etcétera), luego revisarán tu solicitud y te dirán si se aprueba o rechaza. Si se rechaza no podrás seguir adelante ya que no cumples con los requisitos, pero si se aprueba te citarán a un par de reuniones para ver cómo pagarás tus deudas (la propuesta de negociación) o quién rematará tus bienes (propuesta de liquidación).

Como ven no es un proceso complicado y tendrán la guía y ayuda de la Superintendencia en todo momento.

Preguntas frecuentes sobre la Ley 20.720

Antes de terminar los queremos dejar con una serie de dudas y preguntas que nos llegan de forma recurrente sobre la Nueva Ley de Quiebras. Si hay alguna que aún no respondemos, por favor escríbannos en los comentarios para agregarla a la lista.

¿Cuántas veces y cada cuánto tiempo puedo someterme a esta Ley?

Uno puede someterse a la Ley de Quiebras todas las veces que sea necesario, pero solo una vez cada 5 años. Si decido declararme en quiebra hoy, podré hacerlo nuevamente, y nuevamente, y nuevamente, pero con 5 años de diferencia cada vez.

Estos 5 años comienzan a correr desde que te aprueban tu quiebra, no cuando termina el proceso.

¿Pueden rechazar mi propuesta de renegociación?

Sí, pueden rechazar tu propuesta lo que daría paso a una liquidación de tus bienes. Si te sometiste a la nueva Ley de Quiebra y las empresas a las que les debes no aceptaron tu oferta de negociación, entonces pasarán a un proceso que se llama Liquidación Refleja. ¿Qué es la Liquidación Refleja? Es un proceso en el que rematarán tus bienes para que se de por pagado todo lo que debes.

Ley de quiebra y renegociación

A pesar de lo recién mencionado y tal como mencionamos en este artículo, un 92% de los deudores logra llegar a un acuerdo de renegociación.

¿Qué desventajas tiene la nueva Ley de Quiebras?

La gran desventaja es que si rechazan tu solicitud de renegociación, se pasará a liquidar tus bienes y no se puede hacer nada para evitarlo. Perderás las cosas que tienes a tu nombre para así pagar tus deudas.

Ley de quiebras y liquidación de bienes

Si bien hay muchos casos en los que la liquidación es positiva, como explicamos más arriba hay otros en los que no conviene.

¿Cuánto tiempo dura el proceso de renegociación?

Desde que te aprueban la solicitud de renegociación bajo esta Ley hasta que comienzas a pagar tu primera cuota, puede pasar hasta 4 meses. Este tiempo se divide en reuniones con los acreedores, reuniones en la Superintendencia, protocolos legales, etcétera.

Sobre cuánto  duran los procesos de pago no hay una cifra exacta ya que depende de cada negociación.

Ley de quiebras y DICOM

Por último, si van a liquidar tus bienes (liquidación refleja), puede pasar entre 8 meses a 1 año en que el proceso pase a tribunales y se haga efectiva la venta de tus cosas.

¿Cuánto tiempo dura el proceso de liquidación?

Si decidiste someterte al proceso de liquidación voluntaria, entonces pueden pasar entre 7 y 12 meses (1 año), en que se realice todo el proceso y se lleve a cabo la venta de tus bienes.

¿Qué es la protección financiera?

La protección financiera es un proceso legal que comienza una vez que te aprueban tu quiebra. Este proceso prohíbe que las empresas cambien las condiciones de pago, te embarguen, te demanden o inicien cualquier otro proceso de cobranza en tu contra. Esto dura hasta que termina el proceso completo de quiebra y que como ya dijimos puede ser hasta 1 año o más.

Aunque la liquidación y renegociación tomen tiempo en que se completen, tú estarás protegido durante todo el proceso

¿Qué pasa con mi DICOM después de la Ley de Quiebras?

Si todos tus acreedores, es decir todas las empresas a las que les debes, están incluídas en tu quiebra de persona natural, entonces quedarás limpio y sin antecedentes comerciales. Eso sí y muy importante, no saldrás automáticamente del boletín comercial. Deberás ir tú a las oficinas de DICOM por ejemplo y pedir que retiren tu información. No es un deber de la empresa realizar tu proceso, así que serás tú quien debe hacer los trámites correspondientes.

También te puede interesar: DICOM – Todo lo que debes saber

¿Desde qué edad me puedo someter a la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento?

La edad mínima es 18 años, pero NO hay edad máxima. Una persona natural puede acogerse a la Ley 20.720 desde los 18 hasta los 100 años si así fuera necesario. Esto es importante ya que las estadísticas muestran que hoy el adulto mayor se encuentra en muchos casos sobre endeudado y esta Ley es una excelente herramientas para ayudarlos.

¿Bajo qué deudas me puedo someter a esta Ley?

Una importante pregunta y la respuesta es bajo todas las deudas. Deudas por gastos comunes, crédito universitario, tarjeta de crédito, deuda bancaria, etcétera. Todas las deudas te permiten someterte a la Nueva Ley de Quiebra siempre y cuando cumplas con los requisitos aquí mencionados.

Cobranza judicial y extrajudicial imagen destacada

Cobranza Judicial y Extrajudicial – Todo lo que debes saber

Porque no queremos que sigas con miedo y porque no queremos más abusos por parte de las empresas, hemos desarrollado este artículo en el que te explicamos de la forma más sencilla posible todo el proceso de Cobranza Judicial y Extrajudicial. Cuando termines de leer ya no te quedarán dudas y sabrás todo respecto a este tema.

Cobranza y deuda

Antes de empezar es importante que entendamos dos conceptos que se repetirán a lo largo de este artículo: cobranza y deuda. Veamos qué significa cada uno a continuación:

  • Cobranza es el proceso a través del cual una persona o empresa busca recuperar su dinero, es decir que le paguen, por la compra de un producto que vendió o por algún servició que prestó.
  • Deuda es la obligación que tiene una persona o empresa de pagar por un producto o un servicio en un plazo determinado

Veamos un ejemplo concreto. Yo,Juan Andrés compro un televisor en 3 cuotas. El televisor lo compré en enero y la primera cuota debo pagarla en marzo. Entre enero y marzo tengo una deuda ¿por qué? porque tengo una obligación y compromiso de pagar por este producto.

Como ven no todas las deudas son malas. Esta es una deuda por vencer y aún estoy en el plazo adecuado para pagarla. Ahora bien, si pasó la fecha de pago, para este caso marzo, y yo aún no cancelo mi deuda, ésta se transforma en una deuda morosa, y la empresa puede empezar un proceso de cobranza. Durante este proceso de cobranza la empresa usará distintos métodos (los veremos todos más adelante) para recuperar su dinero.

Dicho estos y antes de seguir avanzando, es importante conocer los 2 tipos de deudas que existen y que ya mencionamos:

  • Deuda por vencer: como su nombre lo indica es una deuda activa, que se produce inmediatamente después de comprar un producto o recibir un servicio y dura hasta que llegue el plazo comprometido para pagar.
  • Deuda morosa: Es la deuda que ya venció y comienza una vez que pasa la fecha comprometida para pagar por un producto o servicio.

Atentos a la deuda morosa que será la active el proceso de cobranza y por la que muchos de ustedes llegaron a este artículo.

¿Cuándo se inicia el proceso de cobranza?

El proceso de cobranza puede comenzar antes de que se venza el plazo de pago (deuda por vencer) y continuar de manera más fuerte una vez que vence el plazo de pago (deuda morosa). Las empresas tienen distintos métodos para presionar al deudor, incluso antes de que se encuentre en un estado de morosidad. Te explicamos en detalle a continuación.

¿Cómo es el proceso de cobranza?

Entendimos ya que si una persona tiene un compromiso u obligación de pagar por un objeto o servicio tiene una deuda (deuda por vencer) y si no paga en el tiempo establecido tiene una deuda morosa. Ahora la empresa para lograr que se pague esta deuda tiene 3 posibilidades:

  • Realizar una Cobranza Preventiva
  • Realizar una Cobranza Extrajudicial
  • Realizar una Cobranza Judicial

Cobranza Preventiva

Es el método que tienen las empresas para recordar a los compradores que deben pagar su deuda y que el plazo se está agotando. La cobranza preventiva es una cobranza que comienza antes de que se venza el plazo de pago, es decir durante la deuda por vencer.

Proceso de Cobranza

Imaginemos que compro un computador con un plazo de pago de 60 días. El día 45 la empresa podría empezar una cobranza preventiva, avisando a su deudor que en 15 días se vencerá el plazo de la deuda.

¿Qué métodos pueden usar las empresas en una cobranza preventiva?

Las empresas pueden realizar llamados telefónicos, enviar mensajes de textos y enviar estados de cuentas (cartas). Este último método es el más usado en la Cobranza Preventiva, sobre todo cuando las deudas tienen relación a las tarjetas de crédito.

Cobranza Extrajudicial

Luego de la Cobranza Preventiva viene la Cobranza Extrajudicial. ¿Qué es la Cobranza Extrajudicial? son todas las herramientas que tiene una empresa para recuperar su dinero sin ir a juicio, es decir, sin iniciar una demanda en contra del deudor.

¿Cuándo comienza la Cobranza Extrajudicial?

Generalmente la Cobranza Judicial comienza 21 días después de que se venció la deuda.

¿Qué métodos pueden usar las empresas en una Cobranza Extrajudicial?

Pueden realizar llamados telefónicos, enviar cartas o visitar al deudor en su casa o trabajo. En cualquiera de los 3 casos, el fin es informar a la persona morosa que tiene una deuda y lograr que se pague.

¿No es un poco invasivo para la persona que tienen la deuda?

Sí, es invasivo, pero la Ley es clara en este sentido.

Las empresas están en su derecho de exigir el pago de las deudas, pero la forma en que se realicen estas cobranzas no debe causar daños ni interrumpir la privacidad de los deudores.

¿Qué quiere decir esto? Que se puede cobrar, pero la cobranza no debe afectar la vida del deudor. Veamos ejemplos concretos:

  • Sí, se pueden realizar llamados telefónicos, pero éstos solo pueden ser de de lunes a sábado entre las 8:00 y las 20:00 horas. Si te interrumpen en otro horario están infringiendo la ley.
  • No pueden por ningún motivo notificar de la deuda a terceras personas. Tu deuda es tuya, es de conocimiento privado, tus jefes, amigos o familiares no tienen porque enterarse.
  • No se pueden enviar escritos que aparenten escritos judiciales. Muchas empresas envían cartas que aparentan ser demandas pero no lo son. Este recurso se utiliza para asustar a los deudores y realizar una cobranza efectiva, pero esta fuera de la Ley.
  • Por último no se puede afectar la funcionalidad normal del hogar o del trabajo del deudor. Aquí hay que aclarar que sí se puede cobrar en la casa o en el trabajo, siempre y cuando no se afecte su relación laborales o de familia. Veamos un ejemplo. Si te llaman 15 veces al día de la misma empresa para cobrarte, entonces sí están afectando la normalidad de tu vida y es un delito.

Si pago mi deuda durante una cobranza extrajudicial se acaba el proceso y las empresas deben terminar de forma inmediata cualquier presión, pero si sigo sin pagar mi deuda pasamos a otra etapa: La Cobranza Judicial. Te la explicamos a continuación.

Cobranza Judicial

Es la última opción que usan las empresas para recuperar su dinero. No existe un plazo exacto, pero en general la Cobranza Judicial comienza a los 90 días que se venció el plazo de la deuda. Si organizamos todo lo visto en un esquema quedaría así:

  • Cobranza Preventiva: comienza antes de que se venza la deuda
  • Cobranza Extrajudicial: comienza 21 días después de que se venció la deuda
  • Cobranza Judicial: comienza 90 días después de que se venció la deuda

Ahora bien ¿Qué es la Cobranza Judicial? Es una demanda que realiza la empresa al deudor. La empresa ve que el deudor no está pagando y que ya ha pasado un plazo razonable para cancelar lo que le deben, y por lo tanto acude a tribunales para iniciar un juicio en contra de la persona morosa.

Si pagamos lo adeudado (con sus respectivos intereses y honorarios), la Cobranza Judicial termina de forma inmediata y todas las acciones judiciales que existían en contra del deudor desaparecen, pero si no pago pueden haber consecuencias graves para el deudor.

Intereses y honorarios de la deuda

Sobre los intereses y honorarios recién mencionados, hay que aclarar un par de puntos. Cuando yo compro un producto y no pago, mi deuda sube de precio y aumenta su valor. ¿Qué quiero decir con esto? Que ya no solo pagaré lo que me costó el producto si no también algunos costos asociados:

  • Precio original: el valor que tenía el producto cuando lo compré
  • Intereses: Es el costo de mi deuda, que por contrato con la empresa que me prestó el servicio o me vendió el producto, aumenta considerablemente si no pago.
  • Costas: los gastos que tuvo que incurrir la empresa a la que le compre el producto durante la cobranza judicial. Estos son los gastos procesales de la demanda y el honorario para el abogado que tomó el caso. Sí, es así como leen, estos gastos corren por cuenta del deudor.

¿Qué puede pasar si me demandan (Cobranza Judicial) y no pago mi deuda?

Ahora viene la parte más grave: las consecuencias del no pago. Si no cancelo lo que le debo a la empresa que me vendió el producto o me prestó el servicio esto puede pasar:

  • Notificación de la demanda: lo primero que ocurrirá es que irá un receptor judicial a tu casa a avisarte que tienes una demanda.
  • Embargo de bienes: si no cancelo lo adeudado o no aclaro mi situación, irá un receptor judicial a tu casa y tomará nota de todas tus cosas.
  • Retiro de bienes: Luego del embargo vendrá el retiro. Se llevarán tus bienes.
  • Remate de bienes: El tercer paso será el remate. Venderán tus cosas al mejor postor para así saldar tu deuda.
  • Boletín comercial: Por último tus registros quedarán manchados. Tu nombre y deudas serán registrados en uno de los 3 boletines comerciales que existen y no serás una persona apta para recibir créditos, tener cuenta corriente, sacar tarjeta de crédito etcétera.
También te puede interesar: Embargo de Bienes – Todo lo que debes saber

¿Puedo ir a la cárcel por una deuda?

La respuesta es sí, pero no quiero que se alarmen. Sí, es cierto, se puede ir a la cárcel por una deuda, pero SOLO en el caso que se proteste un cheque por montos sobre las 400 UTM (al día de hoy un valor aproximado de 18 millones de pesos).

Cobranza Extrajudicial

Aclaremos. No es que vayas a la cárcel si tienes una deuda de $18 millones, puedes ir a la cárcel si te protestan un cheque por este valor. Un protesto de cheques ocurre cuando el cheque que fue entregado no tiene fondo en el banco.

Este punto (ir a la cárcel por una deuda) es muy poco común y ocurre casi exclusivamente entre empresas y no personas naturales. No se preocupen.

¿Cómo detener la cobranza judicial?

No quiero llegar hasta este punto ¿Puedo frenar una demanda por deudas? Sí. puede llegar a un con acuerdo con la empresa en la que se establecen nuevos plazos y condiciones de pago (repactar). Con esto se elimina la demanda y se da por pagda la deuda anterior (nace una nueva deuda).

¿Puede una empresa ir directo a la Cobranza Judicial y saltarse la Cobranza Extrajudicial?

Sí, puede, pero generalmente no lo hace porque los gastos de la cobranza judicial son mucho mayores que los de la cobranza extrajudicial. Ir a juicio es mucho más caro que buscar métodos alternativos de pago.

Prescripción de deudas imagen destacada

Prescripción de deudas – Todo lo que debes saber

Nos llegaron muchos comentarios y correos pidiendo que explicáramos el proceso de prescripción de deudas: ¿es verdad que las deudas vencen? ¿cuándo ocurre la prescripción? ¿es automática o hay que realizar algún trámite judicial? No se preocupen que aquí les explicaremos todo lo que deben saber sobre este tema.

¿Qué es la prescripción de deudas?

Lo primero que hay que entender es que en Chile las deudas no prescriben, lo que prescribe es el derecho que tiene una empresa o persona de cobrar una deuda.

¿Qué significa esto? Que después de un tiempo determinado, la empresa o persona con la que tengo la deuda, no podrá cobrarme porque se venció o prescribió el plazo.

Para efectos de este artículo hablaremos de prescripción de deudas

¿Qué deudas o documentos prescriben?

En Chile existen 4 tipos de documentos que prescribren:

  • Los pagarés
  • Los cheques
  • Las letras
  • Deudas generales

Antes de ver cuando vencen o prescriben, es importante que entendamos de qué se trata cada uno.

Pagarés

Los pagaré son documentos en los que una empresa deja constancia de que una persona tiene la obligación de pagar una cierta cantidad de dinero en una fecha específica. La mayoría de las compras y créditos están asociados a un pagaré.

Prescripción de los pagarés

Veamos un ejemplo. Yo, Juan Andrés voy a pagar la universidad de mi hija. No tengo el dinero para pagar el año completo, así que firmo con la institución un pagaré en el que me comprometo a pagar todos los meses y en una fecha exacta, una cierta cantidad de dinero.

Veamos otro ejemplo. Yo, Evelyn Andrea acudo a una tienda comercial para comprar un computador. Uso mi tarjeta de crédito para pagar el producto en cuotas,  y al usar la tarjeta nace el compromiso (a través de un pagaré) de que debo pagar cierta cantidad de dinero todos los meses.

Cheques

Imagino que todos conocen los cheques, pero para quienes nunca hayan usado uno les explicamos qué son. Los cheques son un documento bancario que permite que la persona que lo tiene en su poder, retire o guarde dinero en una cuenta corriente.

Prescripción de los cheques

Ahora bien, si yo entrego un cheque, pero la cuenta a la que pertenece no tiene fondos (no hay dinero suficiente en la cuenta), entonces me protestarán el cheque y entonces nacerá una deuda. En el caso de los cheques, la prescripción no ocurre después de un tiempo en el que dejo de pagar, ocurre después de un tiempo en el que me protestaron el documento.

Letras de Cambio

La Letras ya casi no se usan, pero es importante que expliquemos qué son. Nunca está demás saber de qué se trata. Las Letras de Cambio son documentos similares a los pagarés, en los que se indica que una persona tiene una deuda y que en cierta fecha debe pagarla.

No ahondaremos más en este punto ya que como explicamos, actualmente casi no se utilizan.

Deudas generales

Atentos que ahora viene algo muy importante. Detrás de todos los cheques, pagarés y letras de cambio hay una deuda y aunque prescriba cualquiera de estos 3 documentos, la deuda seguirá existiendo.

¿Qué quiere decir lo anterior? En definitiva que las deudas tienen su propio plazo de vencimiento, y aunque el protesto de cheque, letra o pagaré haya prescrito aún te pueden seguir cobrando.

Yo tengo una deuda con la Universidad. Como habíamos dicho anteriormente yo firmé un pagaré en el que me comprometí a pagar todos los meses. Si ese pagaré prescribe después de un tiempo determinado no me podrán cobrar la deuda a través de ese pagaré, pero sí podrán demandarme para cobrarme la deuda completa.

¿Cuándo prescribe cada documento?

Ya sabemos qué son los pagarés, los cheques y las letras de cambio, pero ¿cuándo prescribe cada documento? Lo revisamos a continuación.

Prescripción de pagarés

Los pagarés prescriben después de 1 año desde la primera cuota impaga. Veamos un ejemplo. Compré un producto en 12 cuotas. Todo iba bien hasta que quedé sin trabajo y la cuota número 7 no pude pagarla. Pasado 1 año desde que dejé de pagar esa cuota la deuda prescribe, es decir que la empresa no me puede cobrar.

Prescripción de Cheques

Los cheques prescriben pasado 1 año desde que fue el protesto. Imaginemos que entregué 12 cheques por la compra de un departamento. Todos los meses la inmobiliaria fue cobrando los cheques, hasta que en el número 7 se encontraron con la sorpresa de que mi cuenta no tenía fondos. Me protestarán el cheque, pero pasado 1 año de ese protesto, la deuda vencerá o mejor dicho vencerá el plazo en que me pueden cobrar.

Prescripción de Letras de Cambio

Como ya dijimos las letras son un documento casi extinto, pero si se llegarán a usar, prescribirían después de 1 año desde que se venció la letra. Si me hicieron un préstamo y la letra indicaba que yo el 5 de marzo de 2017 debía pagarla en su totalidad y no lo hice, entonces el 5 de marzo de 2018 la letra vencerá o en otras palabras vencerá el plazo en el que me pueden cobrar.

Prescripción de deudas generales

Las deudas vencen después de 5 años desde que surgieron. Imaginemos que tengo una deuda con una casa comercial. Venció el pagaré después de 1 año, pero aún tienen que pasar 4 años para que prescriba la deuda. En estos 4 años me pueden seguir cobrando.

¿Cuándo prescriben las deudas?

¿De qué sirve que prescriba una letra, pagaré o cheque si la deuda sigue ahí? Porque para cobrarte por la deuda deben demandarte, y cuando pasa el tiempo y prescribe uno de los otros documentos, es muy poco probable que las empresas vayan a juicio (es un juicio largo y caro).

¿La prescripción es automática?

No, la prescripción no es automática. Si pasan los plazos antes mencionados la deuda no se extinguirá sola. Para que la prescripción de deudas ocurra, hay que acudir a los tribunales con los documentos que acrediten que la fecha de pago ya pasó y solicitar la prescripción. Esto se llama alegar la prescripción.

¿Cuánto tiempo toma este proceso?

Una vez acudas a tribunales con los documentos que se necesitan, pasarán entre 3 y 6 meses para que se tome una decisión y aprueben o rechacen la prescripción de la deuda. Si está todo en orden, será positiva y se extinguirán las obligaciones de pagar o en otras palabras, de que la empresa me cobre.

¿Qué ocurre si tengo una demanda?

Este punto es de suma importancia. Si la empresa a la que le debo me demanda se suspende inmediatamente el plazo de prescripción. ¿Qué quiere decir esto? Que los plazos mencionados antes para que prescriba la deuda no corren.

Prescripción de deudas y demanda

Pero no se asusten que este no es el fin del mundo. Muchas veces los juicios no llegan a ningún lado, ya sea porque habían pocos bienes para embargar, porque no encontraron al deudor o muchas otras razones. Si este es el caso (el juicio no termina), y han pasado 3 años, entonces se declara abandono del procedimiento y la deuda prescribirá.

Preguntas frecuentes

Este último punto lo iremos actualizando a medida que vayan llegando nuevas dudas sobre el tema. Atentos que lo estaremos revisando semana a semana para agregar nueva información.

¿Qué pasa si mi deuda prescribió pero me siguen cobrando?

Si te siguen cobrando debes alegar la prescripción. Esto significa ir a tribunales con los documentos necesarios para que prescriba la deuda.

¿Qué pasa si mi deuda prescribió pero sigo en DICOM?

Al igual que en el punto anterior hay que alegar la prescripción, esto significa ir a tribunales con los documentos necesarios para que prescriba la deuda y pueda salir del boletín comercial.

¿Me conviene esperar la prescripción y no pagar?

No, no conviene. Recuerda que si dejas de pagar comenzará un proceso de cobranza en el que te pueden demandar y embargar. La prescripción conviene cuando tienes una deuda y ha pasado mucho tiempo sin que te notifiquen o cobren.

También te puede interesar: Cobranza Judicial y Extrajudicial

¿Cuánto cuesta el proceso de prescripción?

Puede variar entre $350.000 y $650.000 dependiendo del caso. Este precio suma los honorarios del abogado y los gastos judiciales que implica alegar la prescripción de una deuda.

Todos los derechos reservados - Adiós Deudas